¡Ayúdanos a crecer!

Los enlaces se abrirán en una nueva ventana para que puedas seguir navegando

Hazte fan de LaXtore
Únete al canal de LaXtore
Síguenos en @LaXtore

Utilizamos "cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las "cookies".

Más información

Análisis en profundidad de The Evil Within 2

Análisis en profundidad de The Evil Within 2
Egoi Cantero

Publicado por Egoi Cantero

12 diciembre 2017 12:15

Número de comentarios

0

23

Visitas

¡Comparte esta noticia en tus redes sociales!

Logo TelegramTelegram Whatsapp

¡Comparte esta noticia en tus redes sociales!

Logo Telegram

Hace ya 3 años desde que la primera entrega de The Evil Within salió al mercado, y lo hizo bajo la dirección de Shinji Mikami, quien ha participado en proyectos como Resident Evil, Resident Evil 4 o Dino Crisis. The Evil Within venía a cubrir uno de los grandes vacíos que por entonces estaba dejando la decadencia de la propia saga Resident Evil, y en sus manos quedaban las esperanzas por recuperar la esencia de los survival horror, dejando en un segundo plano la acción para enfocarse en la tensión constante.

The Evil Within 2 llegaba el pasado 13 de octubre bajo la dirección de John Johanas, quien tenía el nada fácil reto de mantener el nivel dejado en la primera entrega, la cual cosechó muy buenas criticas, pero como dice el refrán "segundas partes nunca fueron buenas", ¿mecerá la pena The Evil Within 2?

La primera entrega de The Evil Within nos ponía en la piel de Sebastián Castellanos, el por entonces detective en el Departamento de Policía de Krimson City, lugar donde residía junto a su mujer Myra e hija Lily, quien aparentemente murió en un incendio. La historia nos trasladaba a un mundo diabólico donde nos enfrentamos a nuestras propias pesadillas. A pesar de que los dos DLCs, The Assignment y The Consequence, aclaraban muchos puntos de la trama, algunas cuestiones se quedaron en el aire, preguntas que por fin tienen respuesta en esta segunda entrega.

A diferencia del título lanzado en octubre de 2014, The Evil Within 2 no es una historia lineal. Cuenta con zonas más amplias donde tienen lugar varios acontecimientos opcionales, algo que queda a nuestra decisión completarlas para obtener recompensas extra, tanto en cuanto a objetos que nos ayudarán en nuestra aventura como información adicional sobre la historia del juego. Es por así decirlo un sandbox muy acotado, donde prima la búsqueda de recursos por encima de todo. Sebastián Castellanos entrará de nuevo en STEM, en esta ocasión por motu proprio, con la idea de encontrar a su hija Lily, quien según nos informa Kidman, nuestra antigua compañera de trabajo, no murió en el incendio como nos hicieron creer.

Si bien el juego es más abierto que nunca con varios caminos que tomar gracias a la libertad que nos ofrece, el argumento es mucho más claro y lineal que la primera entrega. No sólo se nos aclaran aspectos que quedaron en el aire, también conocemos más acerca del pasado de Sebastián Castellanos, tanto de él como de la gente que le rodea. La información la podremos encontrar en documentos distribuidos en todo el mapa.

imagen en foro

Por regla general todo sigue prácticamente igual a la primera entrega, con un ligero cambio que puede que echemos de menos. Ya no podremos quemar a los enemigos tirados en el suelo con cerillas. En contraposición podremos realizar varios tipos de trampas empleando los virotes adecuados para electrificar un charco de agua o hacer arder el líquido derramado por un bidón de gasolina. The Evil Within 2 no cuenta con bandas negras arriba y abajo, algo que sí hacía la primera entrega en su lanzamiento. Gracias a ello tendremos un mayor campo visual, que podría ser mayor si no fuese porque la cámara está ubicada demasiado cerca de Sebastian, algo que desgraciadamente pasa a ser un punto negativo en zonas poco abiertas.

|

En esta entrega también disponemos de un nuevo sistema de coberturas mucho más intuitivo con el que podremos ocultarnos frente a cualquier esquina, y desde ahí pasar a otra cobertura o cambiarnos de lado manteniendo los botones que se muestran en pantalla.

Algo que vuelve a repetir en esta segunda entrega son las llaves y el gel verde, con la novedad del gel rojo, que nos desbloqueará la posibilidad de obtener las aptitudes más potentes de Sebastián. Tanto el gel como las llaves las podremos encontrar por diferentes puntos del mapa. Destacar eso sí que el gel verde se obtiene de forma aleatoria al eliminar enemigos, así como en puntos muy concretos como las máquinas de refresco. El árbol de habilidades de Sebastian se clasifica en 5 ramas distintas: Salud, Atletismo, Recuperación, Sigilo y Combate, lo que se traduce en un amplio abanico de posibilidades.

The Evil Within 2 cuenta con tres niveles de dificultad iniciales: inexperto, supervivencia y pesadilla, a cada cual más complicado que el anterior. El mayor reto lo encontraremos en la máxima dificultad, con recursos menos abundantes, donde la importancia de encontrar las llaves pueden marcar la diferencia.

La pregunta que quizás os estéis haciendo muchos a estas alturas en cuanto al máximo nivel de dificultad sea, ¿han quitado el modo Akumu? La respuesta es sencilla, sí, pero la han modificado por el modo clásico, que complica más las cosas si cabe debido a que sólo disponemos de 7 ranuras de guardado en todo el juego. Seremos nosotros mismos los que decidamos cuándo y dónde queremos hacerlo en las zonas habilitadas para ello.

John Johanas ha conseguido que en ningún área del juego podamos descansar. Los sustos son frecuentes y en más de una ocasión inesperados, aunque acabamos haciéndonos con la mecánica. Como novedad, en algunos puntos de la trama pasaremos a una vista en primera persona, lo que acentúa la tensión para proporcionarnos un punto de vista hasta ahora insólito en la primera entrega. Además, Sebastián irá equipado con un Walkie Talkie con el que captaremos ondas residuales que nos llevarán a lugares de interés.

También cabe destacar el sistema de creación de armas y munición, que pese a mantener el mismo funcionamiento, ya no será imprescindible encontrar una mesa de trabajo donde crearlos. Ahora podremos hacerlo en cualquier momento, con el único aumento de recursos necesarios para ello.

imagen en foro

The Evil Within 2 vuelve a apostar por un menú simple donde apretando el botón RB o L1 se nos abrirá una ventana donde podremos seleccionar cualquier arma que pueda ser equipada, aunque será vital usar los atajos que nos proporciona el juego. En la misma ruleta donde seleccionamos el arma, podremos asignar una de las 4 direcciones de la cruceta del mando a un arma u objeto. Esto nos dará una rapidez crucial en varios puntos de la partida.

El HUD también ha recibido una pequeña actualización para mostrar la información adicional que nos encontraremos con las misiones secundarias. Pulsando el botón select del mando de Xbox One o el área tactil del mando de PlayStation 4, encontraremos un pequeño resumen de las misiones activas y los pasos a realizar.

El paso a unos escenarios más amplios y la inclusión de misiones secundarias supone una mayor cantidad de información en comparación a la primera entrega. Para no perdernos entre tantas misiones, archivos y objetos, todo ha sido clasificado en un menú simple al que accederemos pulsando el botón de pausa, inventario al que podremos recurrir para volver a leer un documento o investigar el mapa con los distintos puntos de interés.

imagen en foro

Al igual que títulos como Dishonored 2, The Evil Within 2 utiliza el motor gráfico STEM Engine, un motor personalizado que se adapta a las necesidades del juego. Sin embargo, uno de los puntos más flojos de esta segunda entrega es sin duda alguna su apartado técnico, al menos en la versión de Xbox One, porque recordemos que el juego cuenta con un parche para sacar la potencia extra de Xbox One X y PlayStation 4 Pro.

El juego peca de una falta de fluidez preocupante en varios puntos de la historia, algo que si bien no afecta a la trama, sí lo hace en la jugabilidad. Las caídas de FPS (frames o imágenes por segundo limitados a 30 en consolas) son demasiado frecuentes para un juego que exprime los reflejos del jugador en las dificultades más altas y donde la velocidad para tomar decisiones es realmente importante. Por si esto fuese poco, notamos a un Sebastián Castellanos tosco, muy pesado y que reacciona con cierto delay a lo que le ordenamos desde el mando de nuestra consola.

Desde el menú del juego podemos modificar la sensibilidad de la vista, pero ni estableciendo este campo en su valor máximo apreciamos que esa sensación de pesadez se vea disminuida. Es realmente una pena, puesto que en más de una ocasión hemos acabado muriendo ante una situación donde los botones no han reaccionado tan rápido como necesitábamos. Esto repercute también en los accesos rápidos, donde puede llegar a ser frustrante ver cómo Sebastián se demora en cambiar de arma para rematar a un enemigo y acabamos hechos trizas.

Otro problema que hemos encontrado se enfoca en el sistema de coberturas. Funciona bien por lo general y es de agradecer esta técnica que nos permite ser más precisos cuando queremos ser sigilosos, pero tiene un punto negativo. Al estar en una cobertura, bien sea porque así está programado o por un fallo del juego, nos hemos encontrado con la imposibilidad de disparar el arma. Sea cual sea el motivo que nos hace encontrarnos ante esta situación, carece de sentido.

Por último, el autoguardado no salva la partida con tanta frecuencia como nos hubiese gustado, lo que sumado a un mapa abierto tiene como resultado que nos encontraremos en más de una ocasión ante la situación de tener que repetir un tramo considerablemente largo porque la partida no ha sido guardada, aunque hay que tener en cuenta que es algo que también viene implícito en la dificultad propia del juego.

imagen en foro

Tan importante es la ambientación como el efecto sonoro, y es algo a lo que The Evil Within 2 vuelve a sacarle provecho. A los ya más que frecuentes sustos en este tipo de juegos, se suma una banda sonora compuesta por Masatoshi Yanagi.

El juego está doblado al castellano con las mismas voces de la primera entrega, si bien cabe apuntar que hemos encontrado algunos problemas de sincronización entre el juego y el audio en algunas cinemáticas de hasta dos segundos, lo que puede restarnos concentración.

imagen en foro

The Evil Within 2 ha conseguido mantener la esencia del survival horror apostando por escenarios más grandes, algo a lo que no estamos acostumbrados en este género. Esta nueva entrega no sólo se caracteriza por los sustos y la tensión que consigue crear sin apenas descanso. Uno de los puntos fuertes es su trama, algo que en la primera entrega parecía carecer de sentido al no terminar de aclarar qué era STEM, para qué servía, quién estaba detrás de Mobius, y tantas cuestiones que se quedaron en el aire.

Mucha es la información que, adicional a la historia principal, se nos proporcionará en pequeñas dosis. Si somos de los que necesitamos investigar cada rincón del mapa, seremos recompensados además con información extra que nos ayudará a entender la historia alrededor de la cual gira todo el mundo de STEM e incluso conocer algo más acerca de los protagonistas secundarios y miembros de Mobius, algo que hace que en algunos casos podamos sentir empatía por ellos aunque su papel sea meramente anecdótico.

The Evil Within 2 es una experiencia a la altura de su predecesora, llegando a superarla, y todo esto manteniendo las mismas mecánicas de juego. La mejor recomendación que se puede dar para disfrutar al máximo del título desarrollado por Tango Gameworks y distribuido por Bethesda Softwordks es jugarlo en la máxima dificultad posible, si bien el modo clásico queda en manos de los más experimentados. El juego tiene una duración aproximada de 20 horas si optamos por exprimir al máximo el título. La espera por el anuncio de The Evil Within 3 ya se está haciendo larga.


23

Visitas

¡Comparte esta noticia en tus redes sociales!

Logo TelegramTelegram Whatsapp

¡Comparte esta noticia en tus redes sociales!

Logo Telegram

NOTICIAS RELACIONADAS


Comentar

Para poder comentar necesitas iniciar sesión.